Emancipación de los esclavos en EE.UU., una lucha de 150 años

on

por: William Márquez

Proclamación de la Emancipación

Lincoln firmó el documento de la Proclamación de la Emancipación el año nuevo de 1863.

Este 1º de enero de 2013 se cumplen 150 años de la firma de la Proclamación de la Emancipación por el presidente de Estados Unidos Abraham Lincoln, un decreto mediante el cual se ordenaba la liberación de todos los esclavos en los estados confederados y dotaba a todos los ciudadanos, sin distinción de raza, los mismos derechos y privilegios bajo la ley.

El acto cerraba uno de los capítulos más difíciles de la historia de EE.UU., acabando con lo que ya se considera como una de las instituciones más inhumanas; la utilización de otros seres humanos como propiedad personal, su sometimiento al trabajo forzado y su privación de la libertad.

Sin embargo, pasar del ideal a la realidad no ha sido fácil. A pesar de que después de siglo y medio de luchas se han logrado consolidar muchos de los derechos contemplados por la Proclamación de la Emancipación y otras leyes subsiguientes, líderes de la comunidad afroamericana señalan que todavía hay que cerrar brechas de desigualdad.

Primeros obstáculos

Después de firmada la proclamación que estableció el fin de la esclavitud y que esta no podría ocurrir otra vez, se adoptaron tres enmiendas a la Constitución para clarificar lo que significaba el nuevo estatus para los ex esclavos, los descendientes de africanos y otras razas, incluyendo algunos blancos que habían estado bajo servidumbre forzada.

Conocidas como las enmiendas de la Reconstrucción son la 13, 14 y 15 que, respectivamente, otorgan protección igual ante la ley, dan los mismos privilegios a todos los ciudadano y conceden el derecho al voto.

A pesar de las enmiendas, hubo muchos obstáculos y desafíos, desde la liberación física de todos los esclavos, su integración a la sociedad y el desarrollo de las relaciones interraciales.

“No había aún una estructura que pudiera hacer respetar esas leyes y garantizar esos derechos, privilegios y libertades para los negros”, explicó a BBC Mundo Hilary Shelton, director en Washington y vicepresidente de política y apoyo de la Asociación Nacional para la Promoción de Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés).

Fue un proceso largo, volátil y problemático que generó muchas luchas pero que, señala Shelton, “han hecho mucho para que nuestro país crezca al tiempo que comprende y adopta esos ideales de nuestra Constitución”.

La proclamación misma fue el resultado de una cruenta guerra civil entre los estados del norte y los estados confederados del sur donde la esclavitud seguía vigente. Después de la victoria del norte se promulgaron las leyes de liberación y derechos ciudadanos pero, durante la mitad del siglo XX la condición de los afroamericanos parecía no cambiar, particularmente en el sur, donde vivían segregados, perseguidos, desempleados y discriminados.

Hitos de los derechos civiles

Fin de la segregación escolar

El fin de la segregación en las escuelas solo se logró en 1954

Uno de los momentos históricos que empezó a cambiar la situación sucedió en 1954, con una decisión de la Corte Suprema de Justicia en el caso conocido como Brown vs. la Junta Educativa con la que se declaró inconstitucional la segregación en las escuelas.

“El caso abordó lo retorcidas que hasta entonces eran las leyes en Estados Unidos. Aunque la enmienda 13 nos daba protección igual ante la ley, sostenía a la vez que no teníamos por qué ser una naciona integrada”, declaró el director en Washington de la NAACP. “Mientras estuviéramos separados nunca seríamos iguales”.

Aún así, durante un tiempo, la guardia nacional tuvo que escoltar a los estudiantes negros hasta las aulas en estados como Alabama y Georgia.

El triunfo legal abrió el camino para lo que se conoce como la época de los derechos civiles con marchas, manifestaciones y congregaciones históricas principalmente lideradas por Martin Luther King Jr. y en las que participaron los miembros de la NAACP.

Esta época produjo tres legislaciones históricas que marcaron el inicio de la promoción de esos derechos. Primero fue el acta de derechos civiles de 1964, luego el acta del derecho al voto de 1965 y, finalmente, el acta de igualdad de vivienda de 1968.

“Fueron leyes promulgadas que sentaron las bases para que esos derechos fueran respetados para todos los ciudadanos”, afirmó Hilary Shelton.

En deuda

No obstante, si toda la protección bajo las leyes quiere decir las mismas oportunidades, libertades, derechos y privilegios, las estadísticas y las anécdotas de hoy en día cuentan una historia diferente, asegura el activista afroamericano. “Es una historia de desigualdad que todavía existe y debe ser abordada”.

Aún en la época que ha visto un presidente negro ser elegido y reelegido, sigue la disparidad en el empleo, en la educación y en la aplicación de penas dentro del sistema criminal judicial.

“La tasa de desempleo es mucho mayor entre los negros que entre los blancos, indica Shelton. “Cuando hablamos de propiedad de empresas y acceso a la salud, seguimos en la lucha.”

“La educación, que es el gran nivelador, esa escalera de escape de la pobreza que permite la verdadera y plena participación en la sociedad sigue fuera de nuestro alcance”.

En cuanto al sistema penitenciario, el funcionario de la NAACP dice que aunque la comunidad negra representa 12% de la población, son el 40% de los que están en las cárceles y en los casos de pena de muerte esta se aplica de manera discriminada.

“Es un asunto de vida o muerte cuando hablamos de los problemas y desafíos que todavía enfrentamos con el sistema”, manifestó.

La situación se extiende a la violencia contra los niños de minorías étnicas y raciales, como la negra y la latina. La reciente matanza en la escuela de Connecticut es un problema que se repite en otras ciudades -aunque no de una manera tan gráfica- con menores aterrorizados y asesinados con armas de fuego.

Hacia el futuro

Trabajadores de la industria automotriz

El rescate de la industria automotriz benefició a los empleados de la comunidad negra.

Pero Hilary Shelton se apresura a recalcar los logros obtenidos y las medidas que se están aplicando para igualar el terreno, particularmente durante el gobierno de Barack Obama.

Sostiene que ningún sector ha ayudado más a la promoción de la comunidad negra hacia la media clase que la industria automotriz y empresas subsidiarias y el polémico rescate de esta industria en 2009 fue instrumental en ayudar a cerrar la brecha de desigualdad.

Lo mismo dice de los programas de préstamos y becas estudiantiles que facilitan que las “mentes brillantes” no se desperdicien simplemente porque no tienen recursos para pagar las destacadas instituciones de educación superior.

Añade que el Acta de Salud Asequible, el gran logro de los primeros cuatro años de Obama, brindará acceso a seguros de salud a millones de estadounidenses más, principalmente las minorías, que no tienen cobertura.

“Son medidas que remedian la disparidad racial en áreas clave y que simplemente abordan la calidad de vida”, dijo Shelton.

Interpreta la reelección de Obama como una señal de que el país quiere continuar por el mismo camino. “Vemos como la aguja progresa pero todos tenemos que hacer más y no bajar la guardia”.

“Nuestra democracia no es para espectadores pasivos, todos tenemos que participar en ella para resolver los problemas que nos quedan”.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s